Páginas

22 de febrero de 2017

Hibiscus palustris

Crece en zonas húmedas, muy localizada en la península en zonas de Cantabria y Beira Litoral.
Fotografiado en el Jardín Botánico de Gijón, agosto de 2016.




21 de febrero de 2017

Mesotype verberata

Geométrido identificado en Biodiversidad Virtual.
Fotografiado en los alrededores del Puerto de Ventana, agosto de 2016.


20 de febrero de 2017

Deraeocoris ruber

Mírido que se alimenta de pequeños insectos. Identificado en Biodiversidad Virtual.
Fotografiado en los alrededores del nuevo convento de S. Juan de la Peña, Huesca, julio de 2016. Tejedo del Sil, agosto de 2016.





19 de febrero de 2017

Senda del río Peñafrancia. 19 febrero.

Ya es la época. Sólo en el primer tramo de esta senda, desde el antiguo Puentín hasta la primera cuesta que lleva a los márgenes del campus universitario, se dejan ver las primeras flores.

Las masculinas de los alisos (Alnus glutinosa)

Aliso, flores masculinas

Aliso, flores masculinas
y de los sauces (Salix caprea), a las que acuden abejas (Apis mellifera), moscas cernidoras (Eristalis sp) y las mariposas colibrí (Macroglossum stellatarum).

Abjea en amentos masculinos de sauce

Mosca cernidora en flor masculina de sauce

Mariposa colibrí en flor masculina de sauce

Flores femeninas de sauce
Más discretas son las flores masculinas del tejo (Taxus baccata), si las sacudes sueltan su polen.

flores masculinas del tejo
En los márgenes de la senda, la inevitables margarita (Bellis perennis) y diente de león (Taraxacum officinalis)



crecen junto a otras también bastante comunes: el senecio (Senecio vulgaris), las palomillas (Fumaria capreolata y Fumaria muralis) y la verónica (Veronica persica)

Verónica

Palomillas. Fumaria capreolata.

Palomilla. Fumaria muralis.

Senecio. Senecio vulgaris.
observadas desde la barandilla por la lavandera blanca (Motacilla alba) y el estornino negro (Sturnus unicolor).

Lavandera blanca

Estornino negro
Otras plantas consideradas malas hierbas que prácticamente crecen todo el año son la cerraja (Sonchus oleraceus), los barbadejos (Erodium moschatum), el mastuerzo amago (Cardamine hirsuta) y el llantel de les muries (Geranium molle)
Mastuerzo amargo

Barbadejos

Llantel de les muries

Cerraja
Los helechos no pueden faltar: el helecho común (Pterinium aquilinum), la lengua de ciervo (Asplenium scolopendrium), la cola de caballo (Equisetum telmateia) saliendo de la tierra, el polipodio (Polipodium sp), y polistichum (Polistychum setiferum)

Lengua de ciervo

Cola de caballo

Polipodio

Polisticho

Helecho común.
entre los que se desplaza la polla de agua (Gallinula chloropus) y el azulón (Anas platyrrynchos)

Azulón

Polla de agua o gallineta
En los intersticios de cualquier roquedo natural o de los artificiales que soportan los viales, medra la lechetrezna (Euphorbia peplus)


Lechetrezna

Flor de lechetrezna
y en cualquier talud la ortiga (Urtica dioica), y otra dos que no pinchan, semejantes en las hojas, pero muy diferentes en la flor:  la ortiga muerta manchada (Lamium maculatum) y el ortigón (Lamium purpureum)

Ortiga muerta manchada

Ortigón

Ortiga
Completan las vistas en este paseo matinal de invierno avanzado, la mostaza negra (Brassica nigra), la ficaria (Ranunculus ficaria), el mestrantu (Valerianella sp) y el  pan de cuco (Oxalis corniculata).


Mostaza negra

Pan de cuco

Ficaria

Mestrantu

Anthometra plumularia

Geométrido identificado en Biodivesidad Virtual. No es muy frecuente y suele ser visto en la mitad norte peninsular, en claros de bosques montañosos. Sus orugas se alimentan de genista y guayuba.
Fotografiado en los alrededores de Tejedo del Sil, agosto de 2016.



18 de febrero de 2017

Thelaira nigripes

Taquínido identificado en Biodiversidad Virtual. Senda de la Ñora, Gijón, agosto de 2016.